viernes, 30 de abril de 2010

"Debajo de la higuera no hay ningún tesoro"




"Debajo de la higuera no hay ningún tesoro"
Anaya, 2010, dentro de la colección “Sopa de Libros”.
Texto de Pablo Albo.
Ilustraciones de Miguel Ángel Díez.
”Debajo de la higuera no hay ningún tesoro” es una pequeña historia que gira en torno a la relación de Paula, una niña muy curiosa e inquieta, con su desaliñado abuelo. No falta algún elemento fantástico, bastante aventura y muchísimo humor; elementos propios del universo literario de Pablo Albo.
Edita Anaya dentro de la colección “Sopa de Libros”.

11 comentarios:

María W. dijo...

Y llegaron novedades al blog! Habrá que leer para saber si realmente ahí no hay un tesoro. Aunque a simple vista, pareciera lo contrario.

RuAn dijo...

E bajado una de tus imagenes (tranquilo ya la e borrado) y la e aumentado hasta que pixelizo, solo para tratas de adivinar como son los pinceles que usas, tus "texturas" quedan muy muy naturales.Rnhorabuena, otra excelente obra para tu curriculum Saúdos e apertas

Iratxe dijo...

Muchas felicidades!
con tesoro o sin el, este libro promete.
Un saludo.

PEDRO VILLAR SÁNCHEZ dijo...

Hola Capi, mira que conozco tus ilustraciones y cada nuevo libro tuyo no deja de sorprenderme. Un abrazo, amigo.

Eulalia Cornejo dijo...

Que belleza!!! cuánto te admiro, un gran abrazo desde Ecuador

Miguel Ángel Díez dijo...

Muchas gracias a todos. Ruan, trabajo las ilustraciones como si fueran cuadros. Suelo emplear pinturas como el acrílico, la acuarela y los lápices de color. De todas formas, en esta ocasión, y básicamente para la ropa, también he utilizado retoques de ordenador.
Un saludo.

Lidia Lobato dijo...

Qué bello trabajo tienes, me parece excepcional. Es muy pero que muy hermoso. Saludos

Óscar del Amo dijo...

fantásticos miguel.

Patricia González Palacios dijo...

Un hermoso trabajo, te felicito, un abrazo paty

Camila Cerda dijo...

hola! soy nueva por acá, pero me enamoré de tus ilustraciones :)
me encanta la 3a, es una perspectiva muy interesante.
salu2

teresa RAMOS dijo...

preciósoso!